UN SÍMBOLO MODERNISTA: LA FUENTE
CLXXXII
La fuente
Misterio de la fuente, en ti las horas
sus redes tejen de invisible hiedra;
cautivo en ti, mil tardes soñadoras
el símbolo adoré de agua y piedra;
el rebosar de tu marmórea taza, 5
el claro y loco borbollar riente
en el grave silencio de la plaza,
y el ceño torvo del titán doliente.

Y en ti soñar y meditar querría
libre ya del rencor y la tristeza, 10
hasta sentir, sobre la piedra fría
que se cubre de musgo mi cabeza.
Antonio MACHADO
«Soledades», en Poesías completas, Espasa Calpe

* * * * * * * *

Fuente seca y ruinosa, ¡ya no eres más que piedra!
—¡Oh, antigua voz de plata, oh, dulce y clara fuente!—
Un verdón se equivoca con tu fosa, y la yedra
cuelga de ti, lo mismo que una hermana indolente.
¡Palacio abandonado de un agua, te secaste, 5
lo mismo que mi vida, para callar tu historia;
pero el sol de la tarde sueña en lo que dejaste
como un agua de oro que canta en mi memoria!
Juan Ramón JIMÉNEZ
«La soledad sonora», en Segunda antolojía poética, Espasa Calpe

CUESTIONES:

1. ¿Qué se cuenta en cada uno de los poemas? ¿Qué le ocurre en ambos a la voz poética al observar la fuente?

2. Analiza la métrica de estas composiciones y señala los tipos de estrofas.

3. ¿Qué elementos de la fuente se nombran?

4. Anota los adjetivos que describen los elementos de la fuente en ambos poemas.

5. ¿Con qué se identifica o compara la fuente en los dos textos? ¿Qué recursos expresivos se emplean para ello?